About     Galleries     Exhibitions     Artists       News     Contact   
CATALINA JARAMILLO QUIJANO (Medellín, 1981)

Catalina Jaramillo Quijano creates visual narrations and directs them through different media to establish a bridge between fiction and auto biography. She evokes images of literature, philosophy, mythologic symbolism and obsolete doctrines, to transform them, using humor, cynicism and allegoric deformation in a singular collection of histories.
Her work is mark by a process of experimentation with words in its multiple possibilities, which functions as a starting point, an insinuation or visual play, resignifying the figure of the author and the reader she pretends to create minimal narrations with the use of simple gestures and subtle signals to be read.

ABOUT SOMETHING HAS TO HAPPEN

Something has to happen is a series of drawings with which Catalina Jaramillo Quijano explores the symbolic representations of women in alchemical texts, whose symbolism is associated both with laboratory operations and as a vehicle for processes of vitalization of matter, and also as the spirit of the world. In the drawings, the artist highlights the processes and symbols to which a feminine character is attributed from symbolic elements. The water, the copper, the moon.
In alchemy, it is practically impossible to generate processes without duality, for example: the sun and the moon, the feminine and the masculine. Both are needed in equal measure. But interestingly, in knowledge, women were silenced.
Alchemy, at the time it emerged, was considered a science and not pseudo-science: many of the chemical processes are due to alchemy and unfortunately, as in most historical milestones, women alchemists were silenced in these processes.
After doing a lot of research, Catalina found these records: She reviewed the work of María “The Jewess”; the alchemical couples referred to in the texts of Flamel and the Mutus Liber; Martine de Bertereau, French geologist and alchemist; Queen Christina of Sweden, and Mary Ann Atwood, who published her work in the mid-19th century.
It is said that María “The Jewess” is one of the most influential alchemists and her greatest achievement is the Bain Marie, a method to heat a liquid or solid substance. It is a method known since ancient times, now used in industries such as pharmaceuticals, cosmetics, food, in chemistry laboratories and in the kitchen.
It is incredible how so many women have been silenced throughout history. If we had let them speak, we would have many more contributions and knowledge for science, art, technology and many more areas.
In this project, Catalina Jaramillo appropriates the most traditional symbols and, rescuing these texts on alchemy, composes a kind of ritual where the female unconscious is not only the fuel but the alchemical work itself to honor and tell what was silenced for so long.


CATALINA JARAMILLO QUIJANO
(Medellín, 1981)

Catalina Jaramillo Quijano crea narraciones visuales y las dirige a través de diversos medios para establecer un puente entre ficción y autobiografía; evoca imágenes de la literatura, la filosofía, el simbolismo mitológico y doctrinas obsoletas, para transformarlas desde el humor, el cinismo y la deformación alegórica en una singular colección de historias.

Su obra está marcada por un proceso de experimentación con la palabra en sus múltiples posibilidades, la cual funciona como un detonante, una insinuación o juego visual, resignificando la figura de autor y lector pretende crear narraciones mínimas con el uso de gestos simples y señales sutiles a ser leídas.

Catalina Jaramillo Quijano es maestra en Artes Plásticas de la Universidad Nacional de Colombia. Ha recibido varias becas y premios, entre estos el primer premio en el Salón Cano, segundo lugar en el Premio de Arte Joven (2014) y la beca Escuela Flora, Flora ars+natura (2016). También ha sido premiada con residencias artísticas en instituciones como El Ranchito - Matadero Madrid, el programa Pivô Pesquisa y la residencia artística FAAP.

Ha expuesto individualmente en el Museo La Tertulia, Galería Policroma, Galería Senda, Galería Jenny Vilà, Espacio Odeón y Galería Sextante; colectivamente ha expuesto en espacios como Museo de Arte Moderno de Medellín, Museo de Antioquia, Casa de América, Museo de Arte Miguel Urrutia, Salón Nacional de Artistas, entre otros.

RESEÑA DE LAS OBRAS

Algo tiene que pasar es una serie de dibujos con los que Catalina Jaramillo Quijano explora las representaciones simbólicas de la mujer en los textos alquímicos, cuyo simbolismo se asocia tanto a operaciones de laboratorio como a vehículo de procesos de vitalización de la materia, y también como el espíritu del mundo. En los dibujos, la artista destaca los procesos y símbolos a los que se le atribuye un carácter femenino desde elementos simbólicos. El agua, el cobre, la luna.

En la alquimia, es prácticamente imposible generar procesos sin la dualidad, por ejemplo: el sol y la luna, lo femenino y lo masculino. Ambos se necesitan en igual medida. Pero curiosamente, en conocimiento, las mujeres sí fueron silenciadas.

La alquimia, en el momento en que surgió, se consideraba como ciencia y no pseudo ciencia: muchos de los procesos químicos se deben a la alquimia y lamentablemente, como en la mayoría de hitos históricos, las mujeres alquimistas fueron silenciadas en estos procesos.

Luego de investigar mucho, Catalina encontró estos registros: Revisó la obra de María La Judía; las parejas alquímicas a las que hacen referencia los textos de Flamel y el Mutus Liber; Martine de Bertereau, geóloga y alquimista francesa; la reina Cristina de Suecia, y Mary Ann Atwood, que publicó su obra a mediados del siglo XIX.

Se dice que María La Judía es una de las más influyentes y su mayor logro es el Baño María, un método para calentar una sustancia líquida o sólida, uniforme y lentamente, sumergiendo el recipiente que la contiene en otro mayor con agua u otro líquido que se lleva a ebullición. Es un método conocido desde la antigüedad, empleado ahora en industrias como la farmacéutica, cosmética, de alimentos, en laboratorios de química y en la cocina.


Es increíble cómo tantas mujeres han sido silenciadas a lo largo de la historia. Si las hubiéramos dejado hablar, tendríamos muchas más contribuciones y conocimientos para la ciencia, el arte, la tecnología y muchas más áreas.

Así, Catalina Jaramillo se apropia de los símbolos más tradicionales y rescatando estos textos sobre alquimia, compone una suerte de ritual donde el inconsciente femenino no solo es el combustible sino la misma obra alquímica para honrar y contar lo que por tanto tiempo fue silenciado.

Esta serie hizo parte de la muestra Criminal tráfico de cosas divinas. En el texto, la curadora Ximena Gama dice: “Si lo pensamos bien, la complejidad de sus obras radica en el hecho de que estos elementos potencian y construyen en vez de destruir y esa es la misma idea que rodea a la alquimia y a la brujería y es también la línea transversal que está presente en Criminal tráfico de cosas divinas. Sus trazos se presentan como señales que evocan la existencia secreta de un saber y de una historia que parece esquiva y que en la tradición aflora como peligrosa. Las artes ocultas, el motivo principal de este proyecto se presentan acá como un escenario privilegiado para que ella hoy pueda convertir la imagen en una posibilidad inmediata de conocimiento. En sus propias palabras: “cada dibujo se convierte en un medio de consulta e interpretación de hechos sin necesidad de algo más, la aproximación que existe es solo entre la obra y quien la mira”. Finalmente, es la mirada femenina la que tiene otra dimensión y percata cosas que suelen pasar inadvertidas.”



Untitled “Something has to happen” series
Watercolor and gouache on paper
32 x 50 cm
2020



Untitled “Something has to happen” series
Watercolor and gouache on paper
50 x 50 cm
2020



Untitled “Something has to happen” series
Watercolor and gouache on paper
50 x 55,5 cm
2020



Untitled “Something has to happen” series
Watercolor and gouache on paper
33 x 50 cm
2020



Copyright 2021  Art Focus Latin America